viernes, 11 de enero de 2019

Cada vez más rosarinos utilizan el tren que une la ciudad con Buenos Aires

Viernes 11 de Enero de 2019.


Por: Carina Bazzoni.

Durante 2018 hubo un 47 por ciento más de pasajeros que en 2017. No obstante, los tiempos de viaje siguen siendo un problema a solucionar.




El año pasado, al tren de pasajeros entre Rosario y Buenos Aires se subieron 134 mil personas. Esa cifra significó un aumento del 47 por ciento respecto al año anterior y batió el récord de usuarios en los últimos 20 años. Aún con estos números a favor, el servicio arrastra dos costados flacos: hay un solo tren diario y los tiempos de viaje no bajan de seis horas y media.


A pesar de esto, las autoridades son optimistas. "Cada vez más personas eligen el servicio a Rosario no sólo por la comodidad y seguridad de los coches, sino porque gracias a las obras de infraestructura logramos reducir el tiempo de viaje en más de una hora y cuarto. Además, sumamos nuevas paradas, como Empalme Villa Constitución, y cambiamos el horario de partida desde Retiro (16.40 a 17:30) para que más personas puedan llegar a tomar el tren", señaló el presidente de Trenes Argentinos Operaciones, Marcelo Orfila.

De acuerdo a las estadísticas de Trenes Argentinos, el tren que una las estaciones de Rosario Norte y Retiro no deja de sumar adeptos. Entre enero y diciembre del 2017, las unidades transportaron 91.406 pasajeros. En los 12 meses del año pasado, los usuarios fueron 134.326; un 47 por ciento más.

El ramal Rosario Retiro se reinauguró en 2015 y desde entonces la cantidad de pasajeros transportados se incrementa. La Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) realiza todos los años un informe último estadístico sobre la red ferroviaria de pasajeros de larga distancia.

Allí se muestra que durante el año en el que se estrenaron, en los trenes blancos y celestes viajaron 19.762 personas que abonaron su boleto. Y el año siguiente, los pasajeros pagos fueron 78.440.

Con 134 mil usuarios durante el año pasado, se batió también un récord de los últimos 20 años. En una serie más larga, que incluye datos desde el 97, la mejor marca había sido la del año 2000, con unos 83 mil usuarios.Después de ese año, el servicio aceleró su decadencia, con cada vez menos frecuencia, menos coches y tiempos de viaje cada vez más abultados hasta que se paralizó completamente.

Cómodo y económico

Cada medianoche, minutos antes de que el Rosarino llegue a la Estación Rosario Norte, en el hall del centenario edificio no cabe un alfiler. Familias con niños y jóvenes viajeros destacan entre la comitiva que espera subir a los vagones.

¿Por qué eligen viajar en tren? En primer lugar, por el precio de los boletos, un dato no menor en épocas de bolsillos flacos. El pasaje sale 300 pesos en primera y 360 en pullman. La mitad de lo que cuesta el viaje a Buenos Aires en ómnibus (que va de 680 a 750 pesos, según los asientos sean cama o semi cama). Además, en los trenes, los menores de 12 años abonan la mitad.

Pero también, destacan desde la Asociación Amigos del Riel, se aprecia la comodidad y la posibilidad de viajar sin sobresaltos, más seguro.

"Gracias a las obras de infraestructura logramos reducir el tiempo de viaje en más de una hora y cuarto"

Las asignaturas que quedan pendientes

Para la reinauguración del servicio a Retiro, allá por el 2015, se incorporaron nuevos coches y locomotoras aptas para correr a una velocidad de hasta 160 kilómetros por hora. Por entonces se anunció también que el plan original para el corredor contemplaba hasta siete servicios diarios que unirían Rosario con Buenos Aires en cuatro horas y doce minutos.

La realidad del servicio actual dista de ese horizonte. El recambio de los durmientes y la renovación de las vías desarrollada hace dos años permitió reducir el tiempo de viaje en una hora. De 7 horas y 42 minutos, en enero del año pasado, se pasó a 6 horas y 42 minutos.

Sin embargo, las máquinas raramente superan los cien kilómetros por hora y sólo en algunos tramos. Y hay un sólo servicio de ida y uno de vuelta por día. Muy poco para un servicio que une dos de las tres ciudades más pobladas del país, que no están separadas por una gran distancia.

Según advierten especialistas en transporte, disminuir los tiempos de viaje en tren tornaría sumamente competitivo el servicio frente al transporte automotor, ya que el viaje en ómnibus demanda unas cuatro horas. E incluso frente al avión, porque si bien el vuelo tarda sólo una hora, los tiempos de espera y despacho de equipaje suelen extender esa travesía.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/cada-vez-mas-rosarinos-utilizan-el-tren-que-une-la-ciudad-buenos-aires-n1725520.html

sábado, 27 de octubre de 2018

La Estación Rosario Sur es hoy casi una cáscara vacía

Sábado 27 de Octubre de 2018.

Por: Eugenia Langone.

El edificio ferroviario inaugurado en 2015 recibe sólo un tren diario, sus locales están desocupados y los baños inhabilitados.

Poquísimo movimiento. El lugar se activa recién después de las 17 para recibir al tren que llega durante la noche. Foto: Héctor Rio.


El sueño de que la transformación del Apeadero Sur en una estación ferroviaria con todos los servicios para los pasajeros generaría un mayor movimiento de trenes y un impulso para un sector clave de la zona sur, duró poco. Desde 2015, cuando la obra quedó inaugurada, la terminal de San Martín y Battle y Ordóñez sigue como entonces, con apenas un tren diario, baños que no están habilitados, locales comerciales vacíos y escaleras mecánicas fuera de servicio. La queja sobre este estado de cosas surgió nuevamente en el Concejo Municipal, donde el justicialista Osvaldo Miatello presentó un pedido de informes. "La estación está completamente vacía y su impacto en el barrio es cero", dijo el edil, marcando un punto en el que los vecinos de la zona coinciden. "Ahí no pasa nada, nada de nada", afirmaron agradeciendo sólo la mejor iluminación que trajo para la esquina.

Elegido como nueva estación en los primeros meses de 2014 y con las obras de remodelación terminadas para mediados de 2015, el Apeadero Sur prometía traer mejoras y, fundamentalmente, movimiento e impulso a la zona sur de la ciudad. Es más, se habló de instalar un servicio de colectivos entre la estación y la terminal de colectivos Mariano Moreno, además de que el espacio contara con todos los servicios: locales comerciales en el lugar y un bar.

"La inversión no fue menor, estamos hablando de más de 60 millones de pesos de hace tres años y quedó en la nada", advirtió el edil quien, como ya sucedió tiempo atrás, volvió a poner el tema en la agenda del Concejo Municipal a través de un pedido de informes, que se aprobó en la última sesión.

Muy poco

Es que poca de toda esa expectativa se concretó. Con apenas un servicio ferroviario que se detiene allí y lo hace en horas de la noche, el lugar apenas se activa a partir de las 17, cuando abre la boletería. Ese es el único servicio que ofrece el edificio.

Ni los baños, que están hechos pero con un cartel que advierte que están fuera de servicio, ni los locales comerciales ni las escaleras mecánicas, ni el ascensor están habilitados. Tanto es así que Hugo, al frente de una hamburguesería que funciona a 50 metros, advierte: "La gente viene al baño acá" (ver aparte).

El pedido

El reclamo que el concejal planteó radica fundamentalmente en la habilitación de la totalidad de las instalaciones de la planta alta, lo que incluye sanitarios, ascensores y escalera mecánica, además de prolongar la atención en las boleterías.

También recordó que la ahora llamada Estación Rosario Sur está a cargo de la Sociedad Operadora Ferroviaria (Sofse), dependiente del gobierno nacional, y puntualizó que "ese es el organismo que debería encargarse de la puesta en marcha de los procesos de concesiones para los locales comerciales".

No sólo denunció la falta de sagua potable y luz eléctrica en los baños, sino que hizo hincapié en la necesidad de sumar frecuencias para dinamizar el lugar, un punto que también depende de una decisión que tienen que tomar desde Buenos Aires. "Una mayor frecuencia de viajes, por ejemplo con el paso de los servicios que se dirigen a Córdoba y Tucumán, generaría dinamización en la actividad del edificio", sugirió.

El edil opinó que "el estado de desuso total en que se encuentra la Estación Rosario Sur, con apenas mantenimientos mínimos, implica una pérdida de recursos públicos" y, si bien dejó en claro la "responsabilidad correspondiente al Estado Nacional", también consideró: "Desde el Concejo nos dirigimos al Ejecutivo Municipal porque creemos que la Intendencia de Rosario también debe impulsar y movilizar el reclamo con el objetivo de establecer los mecanismos necesarios y los convenios que permitan darle vida al lugar, luego de tantas promesas y objetivos incumplidos".

"La inversión no fue menor, estamos hablando de más de 60 millones de pesos de hace tres años".

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/la-estacion-rosario-sur-es-hoy-casi-una-cascara-vacia-n1694823.html?fbclid=IwAR0LCCpy1rZ9gtKgB-i5g-CxAitKoigMZ-g0bOR1XGthdedSIJ6MTCy-3Wk


Nota del webmaster:
Equivocado o no el proyecto original consistia en construir esta estación mientras se erradicaban los asentamientos irregulares ubicados en inmediaciones de la zona de vía, para lo cual debian construirse viviendas adecuadas. A poco de asumir la nueva administración nacional, para bien o para mal, descartó ese paso y los trenes continuaron como siempre hasta Rosario Norte quedando totalmente desdibujada la finalidad de este edificio.



martes, 24 de julio de 2018

Avanzan las obras de remodelación de la Estación de Trenes Rosario Norte

24 de julio de 2018.

Se invierten 12 millones de pesos en la puesta en valor del edificio y también está en carpeta la renovación de andenes.



El gobierno nacional avanza con las obras de remodelación en las estaciones Norte y Sur de la ciudad de Rosario.

En la terminal de Pichincha se está refaccionando el edificio operativo, con la renovación de cubiertas, solados, revestimientos, espacios verdes y accesos.

La terminal de trenes está siendo intervenida también en la zona de vestuarios y sanitarios, con una inversión de $ 12 millones.

Para más adelante se piensa en una renovación de los andenes.

En la estación Apeadero Sur se realizaron trabajos de puesta en valor del edificio y se incorporó un nuevo andén, que permitió sumar la parada del tren en ambas circulaciones, siendo su destino final Rosario Norte.

Hay 8 mil personas por mes que utilizan el servicio entre Rosario y Buenos Aires.

http://www.impulsonegocios.com/contenidos/2018/07/24/Editorial_48440.php

miércoles, 18 de julio de 2018

Creció un 67 por ciento la cantidad de pasajeros del tren Rosario - Buenos Aires

Miércoles 18 de Julio de 2018.

En los últimos seis meses viajaron en el tren 60.700 pasajeros. Precios, descuentos y formas de pago.

Foto: Silvina Salinas / La Capital


Durante el primer semestre de 2018 los viajes del tren Rosario - Buenos Aires vendieron 24.400 pasajes más que el primer semestre de 2016. La cifra representa un incremento del 67 por ciento, pasando de 36.300 a 60.700 pasajeros transportados.

Así lo informó Trenes Argentinos Operaciones, que destacó que el servicio a Rosario se presta "con formaciones cero kilómetro con aire acondicionado, asientos amplios, coche comedor con 48 plazas, baños adaptados con movilidad reducida y una biblioteca sobre rieles con más de mil libros para leer durante el viaje". En los últimos meses tuvo mejoras en el tiempo de viaje donde se redujo una hora, de siete horas 42 minutos a seis horas 42 minutos.

Precios. Los pasajes para el tramo completo Retiro-Rosario cuestan 300 pesos en primera y 360 pesos en pullman. Los jubilados tienen un descuento del 40 por ciento, los menores de 12 años pagan la mitad del pasaje y los menores de 3 que no ocupen asiento viajan gratis. Además, en las compras a través de la página web las tarifas tienen un descuento adicional del 30 por ciento.

La estación de trenes de Pichincha.



Días y horarios.

> Saliendo desde Retiro, el tren parte todos los días a las 16.40, llegando a Rosario Norte a las 23.05.

> De Rosario Norte sale todos los días a las 0.15 y llega a Retiro a las 6:43.

Puntos de venta y modos de pago

> Via web (con tarjeta de crédito y débito, 30% de descuento en la tarifa): a través de la página www.argentina.gob.ar/transporte-trenes-argentinos

> De manera presencial , en las estaciones de trenes de Rosario Norte (Avenida del Valle al 2700), Retiro, Constitución, Once y en otros 42 puntos en el interior del país.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/crecio-un-67-ciento-la-cantidad-pasajeros-del-tren-rosario-buenos-aires-n1643279.html

lunes, 12 de marzo de 2018

El tren, alternativa que crece para viajar a Buenos Aires

12 de marzo de 2018.

Un significativo aumento en la venta de pasajes se dio este verano. La ruta Rosario-Capital Federal mostró un incremento del 51% en relación al mismo período pero de 2016. ¿Cuánto sale viajar? ¿De dónde se sale y llega? Todo en este informe.



Poco a poco, el tren camina. Y con Rosario como protagonista. Un informe de Trenes Argentinos Operaciones, nueva compañía a cargo del sistema ferroviario, dejó como resultado un fuerte incremento en la venta de pasajes en la temporada veraniega: se expendieron en diciembre, enero y febrero más de 289 mil pasajes en los servicios de larga distancia, llegando a un 230% más que en el mismo período de 2016. ¿Los motivos? La incorporación de más servicios, frecuencias y paradas.

Uno de los saltos significativos en cuanto a mayor venta de boletos se dio en Rosario, con un incremento del 51% en relación a los mismos tres meses de hace dos años. Mientras que el destino que mayor creció fue Bahía Blanca con un 136%. También subieron otros destinos como Junín (49%), Tucumán (45%) y Córdoba (5%).



El importante salto en venta de pasajes desde y hacia Rosario se debió a la reducción de una hora en el  tiempo de viaje que Trenes Argentinos consiguió con el mejoramiento del estado de vías en el tramo comprendido entre Campana y Rosario.

“Con la vuelta del tren a Mar del Plata, la incorporación de nuevas frecuencias en Bahía Blanca y Junín, y el mejoramiento de vías en el tramo Campana-Rosario logramos que más de 289 mil personas utilicen un servicio de calidad pensado para que la experiencia de viaje sea un momento inolvidable”, indicó Marcelo Orfila, presidente de Trenes Argentinos. Y agregó: “Estas cifras demuestran el avance en la recuperación de los servicios de larga distancia, prioritario en nuestra gestión”.

Rosario-Retiro, todos los días

Desde Rosario se puede viajar a Capital Federal todos los días, con partida desde Rosario Norte a las 0.15, pasando por Rosario Sur a la 1.06 y llegando a Retiro a las 6.43. Mientras que para regresar desde Buenos Aires el horario es 16.40, arribando a Rosario Sur a las 22.21 y a Rosario Norte 23.01.

El valor de un viaje a Capital Federal en tren categoría Primera es de 300 pesos y de 360 pesos en Pullman.



Hoy los trenes de larga distancia son opciones accesibles, con formaciones cero kilómetro que disponen de comodidades como asientos amplios, coche comedor con 48 plazas, baños adaptados para personas con movilidad reducida, dispensers con agua fría y caliente, ambiente climatizado con aire frío/calor y una biblioteca sobre rieles con más de mil libros para leer durante el viaje.

Los pasajes de larga distancia se pueden adquirir desde la página web www.argentina.gob.ar/transporte/trenes-argentinos con un 5% de descuento y 40% para jubilados. Además hay un 50% de descuento para menores de 12 años y menores de 3 años que no ocupen asiento no pagan pasaje.

https://www.elciudadanoweb.com/el-tren-alternativa-que-crece-para-viajar-a-buenos-aires/

domingo, 25 de febrero de 2018

En dos años, viajar en tren hasta Buenos Aires tardará cuatro horas

Domingo 25 de Febrero de 2018.

Por: Pablo R. Procopio.

Lo prometió el gobierno nacional, que ya comenzó a cambiar los durmientes de todo el trayecto. Pero son más de 40 mil y sólo repusieron mil.

Durante la gestión de Cristina Kirchner se colocaron durmientes de hormigón, que ahora están siendo reemplazados porque se fisuraron.


El gobierno nacional prometió que en dos años el tren Rosario-Retiro tardará cuatro horas para cumplimentar ese trayecto. Si el anuncio se cumple, sobre el cierre del mandato de la actual administración central se llegará casi al tiempo prometido en 2012, cuando se dio a conocer que se retomaría el añorado servicio. Para eso, ya comenzó el cambio de durmientes en todo el tendido de las vías. Pero son más de 40 mil y hasta ahora sólo repusieron mil.

Fue en 2012 cuando el entonces ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, anunció que se instalaría "un servicio ferroviario de pasajeros que llegará en tres horas y media" de Rosario a Capital Federal. En ese mismo acto, justificaba el jamás concretado compromiso de plasmar el tren de Alta Velocidad (Tave), conocido como tren bala, con la frase: "Muchas veces lo ideal es enemigo de lo posible".

El recorrido en cuatro horas será una modificación sustancial. Sin embargo, los trabajos tienen su demora, ya que se realizan de manera artesanal, cambiando los durmientes uno por uno. No obstante, las vías ya fueron renovadas.

El diputado nacional de Cambiemos, José Núñez, celebró esa transformación estructural del tren a Buenos Aires y dijo que "el ciento por ciento de las vías están montadas y se encuentran en operación. El gran desafío es solucionar el problema de los más de 40.000 durmientes de hormigón fisurados, que se colocaron durante el gobierno de Cristina Kirchner y hoy obligan a los trenes a tener que circular, por algunos sectores, a velocidades bajísimas".

En ese sentido, el legislador detalló que "es un trabajo artesanal y ya se cambiaron más de mil durmientes, tarea que demanda mucho tiempo, pero que cuando se concluya, en unos dos años, hará bajar el tiempo de viaje a cuatro horas".

Barreras automáticas

Además, se están colocando barreras automáticas en más de 30 pasos a nivel, "cuestión que permitirá mejorar las velocidades en estos cruces, con el objetivo de reducir cada vez más el tiempo entre Rosario y Buenos Aires".

Por otro lado, Núñez mencionó la "inversión millonaria" que está haciendo la Nación en la reforma de la estación Rosario Norte y dijo que "ya está en marcha la obra, las máquinas están trabajando y, cuando se encuentre finalizada, tendrá importantes mejoras en cuanto al mobiliario, las boleterías y los baños (ver aparte)".

"Los rosarinos que viajen hacia Buenos Aires van a contar con una estación moderna, cómoda, que además permita seguir sumando pasajeros y distintas conexiones desde el centro de la ciudad", continuó el diputado.

El legislador de Cambiemos, remarcó: "Vale destacar que el actual tren ya demora una hora menos para llegar desde Retiro a Rosario Norte, y en 2017 se vendió casi un 20 por ciento más de pasajes respecto al año anterior, por lo que vamos a seguir haciendo todo el esfuerzo para terminar con el reemplazo de durmientes y la obra de la estación, para que, de una vez por todas, las formaciones lleguen en los tiempos que están previstos y se puedan agregar más frecuencias".

El pasado 15 de enero, el ferrocarril redujo su trayecto en una hora, aunque sigue demorando mucho tiempo en unir ambas ciudades. El dato fue confirmado por el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, quien llegó por esos días a la ciudad para recorrer las estaciones Sur y Norte y ver el estado en que se encuentran.

En aquella oportunidad también se reunió con empleados y representantes gremiales.

El viaje entre la estación Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, y Rosario Norte, en Aristóbulo del Valle 2750, que los primeros días de enero tardaba 7 horas y 42 minutos, ahora demanda 6 horas y 42 minutos.

Según explicó Orfila, los tiempos se redujeron porque se levantaron las restricciones de velocidad que había en algunos tramos del recorrido a causa de las condiciones en las que se encontraban las vías. "Había algunos sectores en los que se podía circular a 12 kilómetros por hora, lo que afectaba el tiempo total del viaje", detalló.

Casi 85 millones de pesos para Rosario Norte

En agosto próximo estará concluida la primera parte de la remodelación de la histórica estación ferroviaria Rosario Norte. Con una inversión cercana a los 14 millones de pesos, se restaurará de manera integral la terminal de Pichincha, mejorándose su mobiliario y las boleterías, aparte de la construcción de nuevos baños. Sin embargo, las obras son mucho más ambiciosas. Según pudo saber La Capital, el gobierno federal aportará 70,5 millones de pesos para ejecutar tres andenes de 320 metros lineales, restaurar cubiertas de alto valor edilicio y diferentes dependencias, y trasladar y poner en valor el histórico puente de la estación. Los trabajos incluirán también la reparación del área de estacionamiento y las veredas. En total, se invertirán 84,5 millones de pesos.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/en-dos-anos-viajar-tren-buenos-aires-tardara-cuatro-horas-n1562704.html

miércoles, 17 de enero de 2018

Llegar de Rosario a Retiro en tren ahora demanda una hora menos

Miércoles 17 de Enero de 2018.

El tiempo de viaje se redujo porque se mejoraron las condiciones de las vías en algunos tramos que antes tenían restricciones.

Mas rápido. Con estas mejoras, el traslado a Retiro ahora implica 6 horas y 42 minutos.


Desde el lunes pasado, llegar de Rosario a Retiro en tren demanda una hora menos. Así lo informó a LaCapital el presidente de Trenes Argentinos, Marcelo Orfila, quien hoy llegará a la ciudad para recorrer las estaciones Sur y Norte y ver el estado en que se encuentran. También se reunirá con empleados y representantes del gremio. Luego continuará viaje hasta Córdoba en el mismo plan.

El lunes último se redujeron los tiempos de viaje entre la estación Retiro, en la ciudad de Buenos Aires, hasta la estación Rosario Norte, en Aristóbulo del Valle 2750. El recorrido que hasta la semana pasada tardaba 7 horas y 42 minutos, desde esta semana demanda una hora menos: 6 horas y 42 minutos.

Según explicó Orfila a LaCapital, los tiempos se redujeron porque se levantaron las restricciones de velocidad que había en algunos tramos del recorrido a causa de las condiciones en las que se encontraban las vías. "Había algunos sectores en los que se podía circular a 12 kilómetros por hora, lo que afectaba el tiempo total del viaje", detalló.

El funcionario explicó que en el tramo comprendido entre Rosario y Campana —unos 220 kilómetros— debieron reemplazarse 45 mil durmientes de hormigón que estaban partidos.

"El estado de esos durmientes es lo que hizo que se pusieran límites en la velocidad a la que el tren podía circular por determinados lugares", sostuvo Orfila, quien detalló que los durmientes se partieron porque se habían colocado en menos del tiempo que debían esperar para que pudieran ser utilizados. "No era una cuestión de cómo fueron colocados, era una cuestión de calidad. Los durmientes tienen un período de estacionamiento que no se respetó", dijo el funcionario.

Los durmientes se fabrican con alambres de hierro pretensado que quedan ocultos al echar el hormigón al molde. Luego esa estructura de sebe fraguar y endurecer durante el tiempo que prevén las normas de seguridad y calidad. Después se debe retirar del molde y dejar estacionar. De acuerdo con Orfila, cuando fueron colocados durante la gestión anterior no se respetaron esos tiempos y por eso el material quedó débil y propenso a partirse.

"A medida que se cambian los durmientes estos se empiezan a asentar en la vía y de a poco se empiezan a cambiar las precauciones de velocidad", explicó el funcionario, quien dijo que a medida de que se vayan levantado las restricciones en las zonas que aún las tienen, el tiempo que dura el viaje bajará aún más.

Para todo el tramo, el recambio de estas piezas de las vías demandó una inversión de 3.900 millones de pesos. La obra fue realizada por la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).

También explicó que en algunas zonas es necesario trabajar sobre alcantarillas y puentes. Esas obras también influirán en el tiempo de viaje.

Obras en Rosario

Orfila adelantó que se proyecta remodelar la estación Rosario Norte y que uno de los motivos de su visita a la ciudad —llegará hoy, a las 10.30— es ver las condiciones en que se encuentran las dos estaciones rosarinas, Norte y Sur (San Martín al 6200).

Además, el funcionario se reunirá con los empleados de los ferrocarriles para recoger críticas y consejos.

Hoy los pasajes entre Rosario y Retiro cuestan, en primera clase, 300 pesos, y en Pullman 360 pesos. Orfila detalló que en 2017 hubo un incremento del 16,5 por ciento de la cantidad de pasajes vendidos para el tramo Rosario-Retiro, respecto de 2016.

Además, remarcó que, desde el inicio de su gestión, se remodelaron 140 estaciones de tren en todo el país.

Después de visitar la ciudad de Rosario, el presidente de Trenes Argentinos seguirá camino a Córdoba, donde hará lo propio con el Tren de las Sierras.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/llegar-rosario-retiro-tren-ahora-demanda-una-hora-menos-n1541313.html



domingo, 20 de agosto de 2017

Arranca una ambiciosa reforma de la estación de trenes Rosario Norte

Domingo 20 de Agosto de 2017.

Se invertirán $14 millones para refaccionar el edificio, incorporar mobiliario, nuevos baños y boleterías. Estiman que en 10 meses estará lista.

Lo que viene. La estación será reformada íntegramente con nuevo mobiliario, boleterías y baños.


En septiembre el gobierno nacional comenzará una ambiciosa remodelación de la estación Rosario Norte. Con una inversión de 14 millones de pesos, se restaurará de manera integral la terminal y las instalaciones ferroviarias del edificio de Pichincha, se mejorará su mobiliario, las boleterías y se harán nuevos baños. Se estima que para julio del año próximo las tareas estarán listas, para potenciar la cantidad de pasajeros que viaja en tren a Retiro o llega a la ciudad a través de ese medio de transporte, que el mes pasado tuvo 355 pasajes diarios vendidos. La zona completará su transformación con un nuevo parque que se está levantando donde había hasta hace poco casillas precarias.

El anuncio del gobierno se conoce en la misma semana en la que se generó una fuerte polémica por un supuesto interés del Ejecutivo de desmantelar ramales y estructuras ferroviarias.

Fue a raíz de un decreto del presidente Mauricio Macri, que puso en alerta a la oposición y referentes de organizaciones no gubernamentales.

Desde la Casa Rosada destacaron que con esta serie de obras y los trenes de carga que se están importando desde China "se despeja cualquier presunción de desmantelamiento ferroviario".

Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación confirmaron a LaCapital que el mes próximo comenzarán las obras adjudicadas a la firma Mecall SRL. La contratista tiene 10 meses de plazo para efectuar las tareas.

El pliego incluye la restauración integral de la terminal Rosario Norte. Además, se mejorará el mobiliario de la estación de Pichincha, las boleterías y se harán nuevos baños.

"La idea es hacer una estación moderna, cómoda, que permita seguir sumando pasajeros a Retiro y distintas conexiones desde el centro de Rosario", apuntaron desde la cartera que conduce el ministro Guillermo Dietrich.

La estación Rosario Norte recuperó protagonismo en junio de 2016, cuando se habilitó la conexión desde el apeadero sur. Esto permite que lleguen las formaciones que parten y arriban desde Retiro al corazón de Pichincha.

Actualmente por el ramal Mitre hay un servicio diario que une a Rosario con Retiro. Según datos oficiales, en julio pasado se vendieron 10.672 tickets, a razón de 355 pasajes por día.

El viaje actual insume unas siete horas y media. Pero desde la Asociación Amigos del Riel plantearon que el recorrido entre ambas ciudades ya podría hacerse en menos de cinco horas si se autorizara al ferrocarril a incrementar su velocidad.

Los trabajos en la segunda vía quedaron finalizados hace unos dos meses, con lo cual los tramos entre estaciones podrían ser llevados a cabo a una velocidad plena de entre 90 y 120 kilómetros por hora, cuando hoy la velocidad promedio es de 42 kilómetros.

Funcionarios de Cambiemos destacaron que en simultáneo ya se renovaron las estaciones intermedias de San Pedro y San Nicolás, en las que se construyeron nuevos andenes, accesos para personas con movilidad reducida, refugios con asientos y se pusieron en valor los edificios históricos.

Estas estaciones fueron inauguradas en julio pasado y requirieron una inversión del Estado de casi 20 millones de pesos. San Pedro, junto con Ramallo y Rosario Norte, fueron incorporadas como nuevas paradas en el servicio en junio del año pasado.

Desde el Ministerio de Transporte apuntaron además que al comienzo de la nueva gestión, las obras de renovación de vía se encontraban paradas por falta de pago a los contratistas. Una vez que se renegoció con todos ellos y se pudieron retomar las obras, se detectaron fallas en una parte de los durmientes que ya estaban colocados en la vía.

Otro factor que repercute en la velocidad del tren es la cantidad de pasos a nivel que se encuentran sobre la traza. El gobierno nacional está invirtiendo casi $150 millones en 35 nuevas barreras automáticas, particularmente ubicados en las zonas más densamente pobladas.

http://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/arranca-una-ambiciosa-reforma-la-estacion-trenes-rosario-norte-n1454900.html

jueves, 17 de agosto de 2017

Del tren bala al de siete horas y media

Jueves 17 de Agosto de 2017

Por: Adrián Gerber.

El tiempo pasa y las promesas quedan. En junio último se terminaron de renovar los 530 kilómetros de vías (ida y vuelta) del ramal Rosario-Retiro con una inversión de 3.900 millones de pesos.



El tiempo pasa y las promesas quedan. En junio último se terminaron de renovar los 530 kilómetros de vías (ida y vuelta) del ramal Rosario-Retiro con una inversión de 3.900 millones de pesos. Sin embargo, se sigue prestando un servicio ferroviario de pasajeros con una velocidad del siglo XIX: la locomotora china adquirida hace pocos años va a un promedio de 42 kilómetros por hora, cuando puede correr sin problemas a 120 kilómetros por hora. ¿Cuál es la explicación oficial? Fuentes del Ministerio de Transporte de la Nación señalaron que ya hay al menos 50.000 durmientes nuevos que están fisurados y otros 50.000 con "problemas de calidad", que no representan un riesgo para el tren pero repercute en la velocidad. "Un plazo de dos años", eso es lo que tardará el reemplazo de los mismos, según los voceros del gobierno nacional.

Estación Rosario Norte. 00.07 del sábado pasado. Luego de 7 horas y 27 minutos de viaje para recorrer 300 kilómetros, el tren que partió de Retiro ingresa al andén principal y se detiene al final de su recorrido. El lugar está casi desolado. La formación está integrada por una locomotora, cinco vagones de pasajeros (con una capacidad de 313 asientos) y un coche comedor. De ella bajan tan sólo 28 pasajeros. Una hora antes en la también desértica terminal del Apeadero Sur habían descendido otras tantas. La duración del viaje, la pésima frecuencia (sólo un servicio diario) y los horarios que también espantan a los pasajeros (sale de Retiro 16.40 y llega 00.07, y parte de Rosario a la 1.03 y arriba a las 8.30) parecen estar diseñados por los dueños de las empresas de colectivos de larga distancia, que obviamente con este panorama acaparan casi todo el mercado de pasajeros de este corredor, pese a que hay diferencias en los precios de los pasajes ($210 en tren y $350 en colectivo).

Hace 25 años, el 1º de agosto de 1992, Rosario se quedaba sin trenes de pasajeros a Buenos Aires (los servicios "El Porteño" y "El Rosarino") tras la decisión del gobierno de Carlos Menem de privatizar los ferrocarriles. Pero el 1º de abril de 2015 otro gobierno del mismo partido y liderado por Cristina Kirchner lo repuso, en una muestra más -por si hacía falta- de la gran capacidad de adaptación que tiene el peronismo, que puede pasar sin transiciones del neoliberalismo al estatismo. Así, desde que el entonces ministro de Transporte, Florencio Randazzo, realizó ese día el viaje reinaugural se viene prometiendo que se bajará paulatinamente a tres horas y media el tiempo de duración del mismo, una vez que se concrete la renovación de la segunda vía hacia la Capital Federal, y que se incrementarán las frecuencias (se habló de siete servicios diarios en cada tramo). Pero pasó el kirchnerismo y ya casi dos años de la gestión Cambiemos, y la situación para el pasajero nada aún cambió. El actual titular de esta cartera, Guillermo Dietrich, había prometido el 21 de octubre pasado que "para fin de año (en referencia al 2016)" estarían terminadas las obras del ramal Retiro-Rosario. Y en rigor, en junio pasado finalizó la renovación de los 530 kilómetros de vías del corredor, pero ahora desde el gobierno nacional señalan que aún restan realizar otros dos trabajos que repercuten en la velocidad del tren:

1) Las actuales autoridades del Ministerio de Transporte afirman que cuando asumieron en diciembre de 2015 detectaron "fallas en una parte de los durmientes que ya estaban colocados en la vía". Para renovar los 530 kilómetros hicieron falta más de 800.000 durmientes. Pero de ellos, "casi 100.000 correspondían a una partida con problemas de calidad que hacían que se fisuren con el paso de los trenes. Actualmente casi 50.000 presentan fisuras y los restantes podrían presentarlas", advierten. Así, Trenes Argentinos Infraestructura acordó con la empresa proveedora el reemplazo de los durmientes en mal estado. "Al día de hoy se llevan cambiados unos 1.000 durmientes. Si bien este problema no repercute en la seguridad operativa del servicio, sí tiene efectos en la velocidad de circulación y por ende en el tiempo de viaje. Hay varios sectores donde hay más cantidad de durmientes defectuosos donde la velocidad está precaucionada", señalan.

2) Otro factor que repercute en la velocidad del tren es la gran cantidad de pasos a nivel que se encuentran sobre la traza, ya que la formación debe disminuir su marcha. "El gobierno nacional está invirtiendo casi 150 millones de pesos en 35 nuevas barreras automáticas, particularmente ubicadas en las zonas más densamente pobladas", afirman desde el ministerio que conduce Dietrich.
Hoy parece ciencia ficción, pero los memoriosos recuerdan que el 26 de abril de 2006 el entonces presidente Néstor Kirchner había presentado el proyecto Tren de Alta Velocidad (Tave), más conocido como el tren bala. Iba a unir las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. De Retiro a Rosario el viaje iba a durar 85 minutos, con una velocidad máxima de 320 km/h. La iniciativa hasta llegó a licitarse y adjudicarse a la firma francesa Alstom, pero luego quedó archivada por falta de crédito ante la crisis financiera internacional de 2008 (demandaba una inversión de 4.000 millones de dólares que algunos consideraban faraónica, pero no tanto como la del soterramiento del ferrocarril Sarmiento que hoy sí está en ejecución y se deglutirá más de 3.000 millones de dólares). En su reemplazo, en 2012 el entonces ministro Randazzo anunció que se instalaría "un servicio ferroviario de pasajeros que llegará en tres horas y media de Retiro a Rosario". "Muchas veces lo ideal es enemigo de lo posible", justificó el entonces funcionario para argumentar por qué se dejaba en el olvido el ambicioso proyecto Tave. Pero once años después de ese anuncio en el tren Rosario-Retiro no hay rastros de lo "ideal" y ni siquiera aún de lo "posible".

http://www.lacapital.com.ar/opinion/del-tren-bala-al-siete-horas-y-media-n1453154.html